6 habilidades que tu disciplina debería enseñar a tu hijo de 4 años

Prepare a su hijo para la escuela con estas habilidades sociales, emocionales y de comportamiento

Si bien es importante asegurarse de que su hijo de 4 años conozca algunas habilidades académicas, como su ABC, es aún más importante asegurarse de que tiene otras habilidades que necesitará para tener éxito en la escuela.

Después de todo, saber cómo leer no ayudará a su hijo a sobresalir si golpea a las personas cada vez que está enojado. Y comprender la suma no le dará una ventaja competitiva si llora cada vez que no es el primero en la fila.

La forma en que respondes a la mala conducta de tu hijo es fundamental para ayudarlo a adquirir las habilidades sociales, emocionales y conductuales que realmente importan. Aquí hay seis habilidades que debería enseñarle a su hijo de 4 años:

1 -

Maneras sanas de expresar emociones
Imágenes de Uwe Krejci / DigitalVision / Getty

Los niños de cuatro años pueden comenzar a aprender cómo etiquetar sus sentimientos y expresarles formas socialmente apropiadas. Hable sobre palabras de sentimientos simples, como loco, triste y feliz.

Pause programas de televisión o tómese un descanso al leer un libro para hablar sobre cómo se siente un personaje. A medida que su conocimiento de las emociones aumenta, enséñele palabras con sentimientos más complejos, como avergonzado, decepcionado, frustrado y preocupado.

Una vez que su hijo pueda verbalizar sus sentimientos, muéstrele cómo lidiar con esos sentimientos. Role las habilidades de afrontamiento apropiadas y ayúdelo a identificar cómo animarse a sí mismo cuando está triste o cómo calmarse cuando está enojado.

Más

2 -

Habilidades para resolver problemas

El preescolar es un buen momento para comenzar a enseñar habilidades para resolver problemas. Cuando su hijo comete un error, ayúdelo a reconocer lo que podría haber hecho en su lugar. Sin embargo, asegúrate de hacerlo sin avergonzarte.

Cuando su hijo rompe las reglas, úselo es un momento de aprendizaje. Haga preguntas como: "Si tu hermano agarra tu juguete, ¿qué podrías hacer en lugar de empujarlo?"

Hable con su hijo para ayudarlo a reconocer que hay muchas maneras diferentes de resolver problemas. Alábelo cuando toma buenas decisiones y déle consecuencias negativas que se centren en la disciplina, no en el castigo .

Más

3 -

Habilidades de manejo de la ira

Aunque los niños de 4 años quieren ser independientes, a menudo carecen de las habilidades para completar proyectos difíciles por sí mismos. Como resultado, pueden frustrarse a menudo.

Establezca reglas de la casa sobre el comportamiento agresivo. Enséñele a su hijo que está bien sentirse enojado pero no está bien lastimar a alguien o destruir la propiedad.

Enséñele estrategias específicas que lo ayudarán a manejar sus sentimientos de enojo de una manera segura. Por ejemplo, sople burbujas con su hijo como una forma de enseñarle a tomar respiraciones profundas y calmantes y enséñele a usar "respiraciones de burbujas" cuando esté enojado.

Además, demuéstrele que puede tomarse un descanso por sí mismo antes de que se comporte mal y alentarlo a pedir ayuda cuando la necesite.

Más

4 -

Autodisciplina

Es importante comenzar a darle a su hijo la oportunidad de tomar algunas decisiones por su cuenta. Solo asegúrate de enseñarle proactivamente cómo tomar decisiones saludables.

Entonces, en lugar de decirle que no puede correr en un estacionamiento, explica la razón detrás de tu regla. O en lugar de decirle que mastique con la boca cerrada, explíquele a los demás que no querrán sentarse cerca de él si no usa buenos modales.

Asigna tareas simples para comenzar a enseñar autodisciplina. Un niño de 4 años puede limpiar su habitación o poner sus platos en el fregadero. Proporcione una asignación pequeña y simple para comenzar a enseñarle autodisciplina con dinero.

Más

5 -

Control de los impulsos

Los niños de cuatro años son impulsivos por naturaleza. Sin embargo, el control de los impulsos es muy importante y puede tener un gran impacto en el resto de la vida de un niño.

Comience a enseñar la gratificación retrasada mediante la creación de un sistema de recompensa . Permita que gane una pequeña recompensa ahora, como una pegatina o ficha, pero ahorre las recompensas más grandes para el final de la semana para enseñar paciencia.

Juega juegos que requieren control de impulso. "Red Light Green Light", "Simon Says" y "Mother May I I?" Son excelentes maneras de ayudar a los niños a practicar la gestión de sus impulsos. También puede convertir otros juegos en una actividad de control de impulso . Por ejemplo, juegue "I Spy" pero haga que su hijo piense en dos posibles respuestas antes de decir algo.

Más

6 -

Habilidades Pro-Sociales

Concéntrese en enseñar a su hijo habilidades pro-sociales todos los días. Muéstrele cómo saludar a alguien, cómo responder cuando se le haga una pregunta y cómo hacer que los ojos se contraigan.

La mayoría de los niños de 4 años necesitan práctica para compartir y jugar muy bien con los demás. Alrededor de esta edad es cuando muchos niños comienzan a desarrollar actitudes competitivas. Enséñele a su hijo a ser un buen deporte y ayúdelo a aprender a la empatía.

Más